Christian Vásquez cierra satisfecho su agenda 2018 en El Sistema

Con el concierto frente a la Sinfónica Simón Bolívar para dirigir Beethoven puso fin a las presentaciones en nuestro país. Ahora viajará a Tokio para alzar la batuta en el espectáculo tradicional del 24 de diciembre, que se ofrece en la capital japonesa.

Redacción | Prensa Fundamusical Bolívar

Christian Vásquez se muestra más que satisfecho de la labor desarrollada en el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, este 2018. Estará frente a la Sinfónica Simón Bolívar este viernes 30 de noviembre, a las 4:00 pm., para dirigir las Sinfonías 2 y 4 de Ludwig van Beethoven. Con este concierto despide su temporada de actividades en Venezuela, en cuyo balance apunta la responsabilidad de continuar el legado del Maestro José Antonio Abreu sobre cualquier escenario.

«Este año vine no menos de seis veces para trabajar con nuestros músicos. Y estoy feliz, porque en cada encuentro sentí sus ganas de superarse y de ser siempre mejores, no sólo como profesionales sino como personas. Todos los artistas que hemos hecho carrera internacional debemos seguir viniendo, para motivar a los integrantes de nuestras agrupaciones y a todos los niños y jóvenes que crecen en nuestros núcleos».

El periplo 2018 del maestro Vásquez, inició prácticamente el primer día del año, pues luego de dirigir el concierto del 31 de diciembre en el Teatro Real de la Ópera de Copenhaguen, siguieron los compromisos como director titular de la Sinfónica de Stavanger. Este año debutó con la Filarmónica de Rotterdam, y se presentó con la Filarmónica de Helsinki, la Orquesta Sinfónica Nacional de Estonia y la Sinfónica Nacional de Irlanda. También hizo su debut con la Orquesta Juvenil del Festival Internacional InterHarmony y ofreció clases magistrales.

En marzo puso pausa a sus compromisos en Europa y llegó a Caracas, para dirigir a la Sinfónica Juan José Landaeta. Además se presentó en el teatro que lleva su nombre en San Sebastián de Los Reyes. También estuvo al frente de las exequias para el Maestro José Antonio Abreu. «Tuve la oportunidad de agradecerle sus enseñanzas y su entrega a Venezuela. Mi compromiso con su obra será para seguir abriendo caminos a los músicos que de nuestros núcleos».

Ofrecer sonrisas y abrazos

En junio dirigió nuevamente dos conciertos en el Centro Nacional de Acción Social por la Música y encabezó un homenaje de la Orquesta Sinfónica del estado Aragua al Maestro Abreu. «Ellos anhelaban unirse a los maestros de la Sinfónica Simón Bolívar y lo hicimos posible con un repertorio latinoamericano y el último movimiento de la Novena de Beethoven, en ese encuentro realizado en el auditorio de la UBA».

Adicional a sus compromisos regulares en Stavanger y Arnhem, tuvo la oportunidad de abrir el segundo ciclo de conciertos que la Orquesta Sinfónica de Galicia. En su regreso a Caracas fue invitado a dirigir a todas las orquestas profesionales de El Sistema, para las cuales sólo tiene palabras de agradecimiento. «Cada una tiene una magia especial y me llenan de mucha energía».

Su encuentro con la pianista Beatriz Lemus también le dejó una enseñanza especial: «Su entrega nos hizo estremecer a todos los que compartimos su presentación. Aprendimos que los músicos pueden interpretar de manera diferente cada día, sin cambiar la esencia de las obras. Estas oportunidades permiten mostrar la efectiva inclusión de profesionales sin ningún tipo de distinción».

El director venezolano no pierde la oportunidad para ofrecer sus mensajes de aliento y esperanza a todos sus amigos y compañeros. «Debemos regalar más abrazos y sonrisas. Decir buenos días, dar las gracias y ser gentiles aunque no encontremos respuestas. Hay que insistir porque nuestra actitud cambia el ánimo de las personas. Mantengo la esperanza en que los venezolanos saldremos adelante y seguiremos mostrando la mejor cara de nuestro país».

Antes de partir, ofreció sus experiencias en una conferencia titulada «La dirección de orquesta dentro de El Sistema» y se comprometió a continuar con actividades similares para 2019, año en el que también se convertirá en papá. «No puedo describir la alegría que siento de que sea niña y la ansiedad que tengo de recibirla en mi familia».

En diciembre se reencontrará con la Orquesta Filarmónica de Tokio para dirigir el concierto de larga tradición decembrina, en el que conducirá la Sinfonía N°9 de Beethoven. También hará su debut con la Orquesta Filarmónica de Seúl y el cornista alemán Stefan Dohr.

Christian Vásquez sigue fiel a su compromiso con el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Los comentarios están cerrados.